Restaurantes están en una encrucijada

ARPY

La grave situación de salud pública generada por la pandemia de covid 19, pone de nuevo al sector gastronómico en una difícil encrucijada justo al cumplirse un año del inicio de las medidas restrictivas que tanto perjuicio han ocasionado a la economía. El aumento de casos y el número de fallecimientos reviven la posibilidad de restablecer la fase 0 de la cuarentena, que los restaurantes no están dispuestos a aceptar. Pero si no se detiene la incidencia del covid 19 la clientela irá disminuyendo naturalmente.

El Gobierno ya declaró alerta roja en salud pública. Los servicios sanitarios ya no dan abasto para atender los casos de covid 19 que van en permanente aumento superando récords día a día. El Poder Ejecutivo no tiene un arma más efectiva para combatir esto que establecer de nuevo la cuarentena obligatoria y el toque de queda, de forma selectiva. Muchos países recurrieron a estas medidas pese a las graves consecuencias que tiene, sobre todo en la economía.
Y en todo el mundo, uno de los sectores más afectados es de la gastronomía. “Está muy fea la situación” fue lo primero que nos dijo Oliver Gayet, presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay (ARPY) al ser consultado al respecto. “Ya hemos dejado de tener clientes desde el pasado fin de semana. No sabemos si cayó naturalmente la clientela, o porque está asustado o por las protestas” agregó.

“En esta semana tuvimos una reunión y si bien no estuvieron todos, muchos de los grandes nos dijeron que se vieron afectados, los que están en lugares como los shoppings o los empresarios individuales”, siguió diciendo.
Y seguidamente expresó, “pero no nos pueden cerrar, no lo podemos permitir, ni aunque sea por 15 días. Mucha gente no va a poder resistir y no va a sobrevivir” pero agregó un salvo “que haya una ayuda financiera real y efectiva” para que puedan hacer frente a sus gastos. “Que tomen medidas en serio, ellos saben cuánto pagamos cada uno de alquiler, que las suspensiones de contrato de trabajo sean automáticas y se paguen en tiempo oportuno y alcancen al 100% del salario, que nos den respiro para pagar a la ANDE y la ESSAP”.

“Yo en lo personal, tengo mis cuentas, declaro mi renta, y los de Hacienda saben de cuánto estoy hablando. Si nos van a ayudar podemos cerrar hasta por dos meses. Pero cerrarnos y dejarnos en el abandono, no es posible, no lo vamos a permitir”, agregó. Sin embargo, Oliver es consciente que el Gobierno no cuenta con los fondos para hacer frente a ese tipo de ayuda y “no sé si le van a permitir que se vuelva a endeudar”.

Nuestro entrevistado es consciente que sin medidas restrictivas es difícil que mejore la situación de los contagios y si este panorama perdura, los locales gastronómicos paulatina y naturalmente irán perdiendo clientela. “Estamos analizando esa situación pero esa es una opción que tienen los clientes y nada podemos hacer al respecto, probablemente caiga la concurrencia”.

Los restaurantes no han recibido ayuda financiera a lo largo de la pandemia. Obtuvieron si varias ventajas y beneficios, como el pago diferido del aporte patronal al IPS, el pago en cuotas de las deudas de ANDE y ESSAP y la reducción del 50% del IVA. Además como todas las empresas se beneficiaron con la posibilidad de suspender los contratos de trabajo con sus empleados. La ARPY nunca negoció con el Gobierno aportes o subsidios, pero muchos empresarios recurrieron a los préstamos Covid y ahora tienen que comenzar a pagar sus cuotas. En cualquiera de los casos mencionados les será difícil afrontar sus compromisos sin ayuda del Gobierno, pero este se encuentra atado de manos para obtener nuevos recursos ante la crisis política que actualmente enfrenta

FUENTE DE INFORMACION

EL OMNIVORO

Impactos: 95

Comparte